Roberto Viciano es Catedrático de Derecho Constitucional y principal asesor de los procesos constitucionalistas populares en América Latina, además de socio de la Fundación CEPS. En esta entrevista recalca la necesidad de cambio de las reglas de juego del sistema: de la Constitución por parte del propio pueblo, con el fin de recuperar verdaderas estructuras democráticas que permitan el cambio político, nacional pero también global con la ciudadanía como voz principal del nuevo escenario. Con sus palabras nos insta a la reflexión sobre la necesidad de exigir al poder constituido una verdadera soberanía popular de base y pasar de una Reforma constitucional de élite, cerrada e interesada hacia un debate de la ciudadanía inclusivo y abierto, no meramente consultivo.

Comentarios

5 Comentarios de “¿Por qué una Asamblea Constituyente? – Roberto Viciano”

  1. bolboreta dice:

    En cierta manera estoy de acuerdo contigo Juanmanuel.
    ¿Pero no es actuar concienciar a la mayoria?¿Abrirles la mirada y que crezca su sentido crítico hacía esos poderes que a veces se antojan lejanos y abstractos cuando no dispones del conocimiento suficiente?
    Dime, explícame:
    ¿Qué tipo de acciones propones? Ya que por lo que intuyo son acciones que son imposibles llevar a cabo por unos cuantos.
    Estoy a favor de accionar, pero con inteligencia y estoy un poco cansada de discursos catastróficos que llevan nombre de seres envueltos en humo dónde se pide que actues como un superhéroe. No lo soy.

    [Reply]

    juanmnauel Reply:

    Hola, bolboreta, perdona que no te haya contestado con mas prontitud, pero no me avisa el sistema de los nuevos comentarios, así que entro de vez en cuando a ver si hay alguno.
    Comprendo tu cuestionamiento, pero estamos en un proceso de cambio diferente a todo lo conocido hasta ahora, y por tanto necesita medidas de actuación diferentes, en realidad estamos ante un nuevo paradigma social, y no se pude abordar sino dando un salto cualitativo en nuestras acciones acorde a estas necesidades, a este nuevo paradigma. Como he dicho, el problema no es esta situación que estamos pasando, ni la deriva económica que lleva, sino cuales son las intenciones, el proyecto que tiene la oligarquía para esta nueva sociedad, y contra eso no se puede hacer nada por el simple camino de la concienciación o resistencia, ninguna acción de resistencia o reivindicatorio que con anterioridad haya sido valida, pueda ser ahora de utilidad. No podemos solucionar ni reaccionar contra los síntomas de este problema, ni torpemente entre nosotros, sino ir a las causas. Esto te lo podría resumir brevemente en el siguiente comentario que tuve con otro contertulio:

    ‘Damos un gran paso en nuestra evolución cuando reaccionamos con indignación y rabia ante las injusticias del mundo, especialmente cuando no nos afectan, despertando del letargo de la indiferencia a las necesidades e injusticias a los demás, pero el siguiente paso es saber localizar aquello que sostiene este mar de injusticias.
    Nuestro maestros dicen: ‘Cambiemos nosotros y cambiará el mundo’. Esto puede ser cierto, pero sus efectos inmediatos, o esa relación espiritual con las cosas del mundo parece no se percibe netamente, sin embargo tiene su equivalente material. ‘Tal como es arriba es abajo’. Tiene una aplicación directa, inmediata, matemática, palpable, en cada una de nuestras acciones materiales, de nuestras actividades cotidianas. Por eso, ahora, el siguiente paso es saber cual es y como es nuestro grado de implicación, de complicidad en la injusticias de este mundo, descubrir exactamente como se traduce esa ley en nuestro comportamiento habitual, y veremos como poco a poco vamos pasamos de la impotencia de la rabia e indignación, a la serenidad de la acción efectiva’.

    También te remito a mi blog donde aporto más detalles al respecto, y cual es la única acción efectiva y válida, acorde a este nuevo paradigma social. Pon en Google: crisis de pocas luces mundial

    No hay tiempo para concienciar al ritmo que se está llevando, aunque si bien no hace falta la totalidad de la humanidad, con solo la centésima parte, seria suficiente para dar el vuelvo, y una forma de concienciar a buen ritmo, al ritmo necesario, sería con el ejemplo en la acción
    Te digo que el cambio de paradigma es interior, pero tenemos la opción de hacerlo prácticos, hay un camino para plasmarlo en este mundo. Sabremos que estamos en el camino correcto por qué aun sin resultados inmediatos percibiremos los primero síntomas de verdadera libertad, de inmediato intuiremos todo el esplendor de esta nueva era dorada que está abriendo sus puertas.

    [Reply]

    juanmnauel Reply:

    Carta a ATTAC. Pasados los días y vista que no es publicado mi último comentario, quisiera saber por qué. jmleivacaro@yahoo.es

    [Reply]

  2. juanmnauel dice:

    (Este es el comentario que hago referencia en el mio anterior, creía que no era aceptado por el moderador, al no aparecer por ningún sitio, ahora veo que sale como pendiente de moderación, se ve que no fue enviado correctamente)

    Una reforma constitucional donde se traslade el poder al pueblo no va a ser posible, sencillamente por que significa tener que entregar el poder la oligarquía, eso es tanto como pretender su rendición. No se puede hacer nada contra eso con la denuncia, la resistencia o la oposición. Denunciar a nuestro políticos y pedirles que modifiquen la constitución en ese sentido, sin aportar la solución al pueblo para que puedan adquirirlo por si mismo ante la más que evidente negativa, es mantener el problema indefinidamente sin solución, en una falsa expectativa que solo favorece a la oligarquía.
    No se pude solucionar esto intentando arrebatarles el poder, esperando una constitución que nos otorgue ese poder, sino no concediéndolo. En primer lugar no concediendo nuestro poder político con el voto: ‘NO VOTAR’, y en su defecto no concediéndoles nuestro poder económico, dejando de utilizar su medio de intercambio: ‘VIVIR SIN DINERO’.
    Eso son soluciones. Las denuncias, las peticiones eternas, la invitación a la lucha, a la resistencia, al enfrentamiento, llega un momento que se ponen sospechosamente al lado del poder en la sombra.
    google: crisis de pocas luces mundial

    [Reply]

  3. juanmnauel dice:

    Quizás me he sobrepasado al final de mi comentario anterior, cuando no me cabe la menor duda de las nobles intenciones de los entrevistados, pero la oligarquí sabe manejarse con todas estas críticas y denuncias, también con la resistente y violencia. Es bueno concienciar y muy necesario, pero no podemos quedarnos instalados en la confianza de que con el tiempo todo cambiará, sencillamente por que no tenemos tiempo. Ya no hay tiempo de concienciar, sino de actuar. La razón de estar preocupado por esta situación no es por como está nuestra económica, si fuera solo por eso quedaría despreocupado, incluso a veces las crisis, hasta cierto punto, son como necesaria para que la gente reaccione de su letargo consumista y de indiferencia a las necesidades de este mundo, y así se abra a nuevos modelos de convivencia y de aspiraciones personales. Nuestro problema verdaderamente grave y preocupante no es este económico que estamos sufriendo, sino el que nos tienen preparado esta gente en la sombra. No hay tiempo para discursos de concienciación, sino para actuar, sino actuamos ahora, difícilmente, sino imposible, se podrá hacer algo cuando nos veamos atrapados.

    [Reply]

Escribe tu comentario